Hace más de 50 años se inició el cultivo de la piña en las comunidades de Pital y Rio Cuarto en la Región Norte de Costa Rica, por medio de pequeños productores que desarrollaron sus propias destrezas con variedades como Monte Lirio, la Cayena Lisa, Champaka y más recientemente la conocida variedad Piña Dorada MD2. La experimentada técnica de producción, la dedicación y la calidad de las piñas que cosecha el pequeño productor hizo que el cultivo se extendiera a otras zonas del país y fue la base para que Costa Rica se convirtiera en uno de los mayores exportadores de piña dorada MD2 a nivel mundial. La fuerte competencia de las grandes transnacionales y la aparición de una serie de intermediarios motivó hace más de 10 años a que los pequeños productores de piña decidieran organizar y fundar una cooperativa de comercialización y servicios para la zona norte. En consecuencia se constituyó en febrero del año 2006 con 56 productores fundadores, la Cooperativa de Comercio y Servicios Múltiples de Productores de Piña de San Carlos, con las siglas COOPEPIÑA R.L. ; ubicada en Pital de San Carlos, provincia de Alajuela. La organización hoy en día cuenta con 35 productores de piña y su fruta es exportada a Italia, Suiza y Alemania bajo los más altos estándares de calidad.